El cuerpo y la acción creadora

La “acción” también es un “trabajo”, pero no como medio de supervivencia sino como reflejo de la autonomía creadora del ser humano y, con ella, de su principio de libertad. Hannah Arendt propone la siguiente conclusión: “La pluralidad es la condición de la acción humana debido a que todos somos lo mismo, es decir, humanos, y por tanto nadie es igual a cualquier otro que haya vivido, viva o vivirá”.

ballet_victor_ullate01

leer más

Festa del Socis 2.014

Benvolguts socis i sòcies del Club Català de Naturisme.

Us convidem a participar amb nosaltres a la Festa del Socis el proper dissabte 13 de desembre.

 

No hi falteu !!!

 

Tots els detalls al fòrum

 

 

 

II Concurso de microrrelatos Ser Nudista

1er premio: EL TREN
Autora: MPaz

Mi amor, una sombra !!!! Siempre a mi lado
Su aspecto era extraño. Alto y delgado. Su pelo apenas inexistente estaba frágil y quebradizo. Sus ojos con expresión fría, distante y ausente.
Ayúdame mi novia esta en peligro en ese tren. Corre, sácala de ahí, es esa de la ventana, corre, corre… Y así lo hice, la saque casi a rastras…
El tren se puso en marcha y en unos segundos colisionó con otro que venia en dirección contraria.
¿Cómo lo sabias? Me preguntó.
No fui yo, me avisó tu novio.
– ¿¡Mi novio!? No me tomes el pelo. Mi novio murió hace unos meses en un accidente…

2º premio: LAS CARTAS
Autor: Langas

…”Mi amor, una sombra!!!! Siempre a mi lado”.
Así acaban siempre. Sin firma.
Únicamente un tirabuzón alambicado al final del renglón, prolongando la “o” de la última palabra, adornaba un escrito de exquisita caligrafía color turquesa.
Cuando creía que ya no había motivos para la esperanza, habían empezado a llegar esas cartas de amor. Una cada día, siempre puntuales a la cita.
El corazón le latía con más fuerza cada mañana cuando, madrugando como siempre, abría el buzón de la casa del al lado y contenía el aliento para no pensar lo que estaba haciendo.
Tras leerla varias veces, la guardó con las otras, ¡estaba feliz!

3er. premio: FIDELIDAD
Autor: Eduardo

Mi amor, una sombra!!!! Siempre a mi lado.
Era delgada, diría que casi famélica. Su mirada era asustadiza y tenía miedo hasta de su sombra. El la sacó de los antros llenos de maldad, basura y miseria.
Al cabo de los años permanecían juntos. Durante la noche sus sombras se mezclaban pero al salir el sol tan sólo se veía una de ellas. Y aunque él parecía no estar, ella permanecía a su lado, posando sus patas sobre la lúgubre lápida. No era amor, era fidelidad.

Mirando a las Estrellas (Capítulo I)

¡Hola a todos otra vez! Hoy he decidido crear una nueva sección en este blog. Cuentos e historias serán publicadas, espero que más seguido de lo que acostumbro. Principalmente de mi autoría, pero también de otros autores. El nudismo jugará un papel importante en el desarrollo de cada una de ellas, sin embargo prometo crear tramas complejas, para mantenerlos entretenidos durante cada lectura.
Hoy compartiré con ustedes el capítulo I de “Mirando a las Estrellas”. Espero que les guste la comedia dramática. Les prometo una historia interesante.

Capítulo I


Era ya casi mediodía cuando su madre subió a su habitación, y a pesar del ruido provocado por la música a todo volumen, pudo decirle a su hija:  “Camila, la comida está lista, puedes bajar cuando quieras”. Ella pudo escuchar. Le pareció muy extraño, pues su mamá acostumbra a no dejar de llamarla hasta que bajaba el volumen, y abría la puerta para salir a comer.
Abajo, en el comedor estaba su mamá, pero había algo que no era común a esa hora de un mediodía de Junio, su padre había llegado de un viaje de negocios. Pero “¿Por qué razón?”, se preguntó. No era que no quisiese ver a su papá, sino que no debía de llegar sino hasta Agosto, de hecho habían pasado solamente un par de días de su partida a Boston.
“Encima de la cocina está tu plato servido” dijo su madre. Y ella obedientemente, tomó su plato y se sentó con sus padres. La situación le estaba empezando a incomodar. En sus 17 años jamás había habido tanta tensión a la hora de comer. Se limitó a preguntar si había algo de beber, pero la respuesta de su padre, que salió de su boca como si hubiese estado esperando el momento adecuado para decirlo, no fue la indicación sobre la ubicación de una jarra de jugo de fresa.
“Camila, verás, hace algunos años conocimos a un chico muy amable he inteligente, era mi mejor amigo, y el de tu mamá.” Dijo el padre con lágrimas en los ojos. “Gracias a él nos conocimos, y en parte tu existes gracias a él.” dijo en tono de broma, pero aún con el llanto apunto de salir de cada sílaba que pronunciaba. “El cayó en el alcohol, y las drogas…. Y por más que lo intentamos, él siguió consumiendo” Tomó aire y continuó. “Nunca supimos porqué lo hizo. Pero nunca paró, hasta esta mañana, que…” “¿Empezó en rehabilitación?”, interrumpió Camila. Su madre rompió a llorar. “No, lo encontraron muerto en su apartamento, por presunta sobredosis” Su padre respiró aún mas hondo y culminó: “Un amigo se propuso como voluntario para continuar el caso en el que estaba trabajando, por lo que a partir de mañana, y por lo menos los próximos 2 meses, tu mamá y yo iremos a Bogotá, para investigar más a fondo y tu madre para visitar a la familia de nuestro gran amigo, Jesús”.
Esa noche, no pudo dormir. Toda su vida había pensado que su padre era comerciante, y ahora ni sabe lo que esconde su verdadera profesión. ¿Estaría sola todo ese tiempo? ¿Por qué no la llevaban con ellos? Después de todo el verano apenas acababa de empezar.