Los Jovenes en el Naturismo

Por primera vez, mi hijo antonio con trece años (gracias federik),esta pasando un encuentro internacional naturista en el camping de Almanat, una experiencia unica e irrepetible, con jovenes de más de 10 paises, en un entorno envidiable.

En este enlace podeis ver un reportaje del encuentro:

Málaga
Participantes del campamento naturista.
video: 02/08/06
La localidad de Almayate acoge el Campamento Mundial de jóvenes nudistas

Un campamento de Málaga celebra un encuentro europeo de jóvenes naturistas.

El fin de todos es reivindicar su filosofía de vida como la forma más pura y natural.

Cuando termine el encuentro os contaremos más cosa de el.

Los Jovenes en el Naturismo

Por primera vez, mi hijo antonio con trece años (gracias federik),esta pasando un encuentro internacional naturista en el camping de Almanat, una experiencia unica e irrepetible, con jovenes de más de 10 paises, en un entorno envidiable.

En este enlace podeis ver un reportaje del encuentro:

Málaga
Participantes del campamento naturista.
video: 02/08/06
La localidad de Almayate acoge el Campamento Mundial de jóvenes nudistas

Un campamento de Málaga celebra un encuentro europeo de jóvenes naturistas.

El fin de todos es reivindicar su filosofía de vida como la forma más pura y natural.

Cuando termine el encuentro os contaremos más cosa de el.

Otra forma de ver el Nudismo

Luis estuvo con nosotros en Almanat, esplicandonos su forma de vivir, sus enfrentamientos con la “autoridad”, por defender sus derechos (y los nuestros) y la posibilidad de organizar algun tipo de movilización para reindivicar el derecho al desnudo y a la libertad individual a practicarlo.
Tuvimos una amena charla, en la que cambiamos nuestros puntos de vista, no en todo coincidentes, pero que creo merecen todo el respeto de la comunidad naturista. Una reflexión serena y en profundidad, de lo que queremos y donde vamos se hace cada vez mas necesaria. sobre todo cuando las presiones sobre el nudismo se hacen más fuertes.

Esta es su ficha, origen del articulo: http://www.noticiasdenavarra.com/ediciones/2006/05/04/sociedad
/navarra/d04nav11.591335.php

LUIS Pérez, chantreano de 30 años, reside desde hace meses en una urbanización de Almería con una característica muy especial: es la mayor de Europa para personas que han decidido vivir al desnudo. Es su forma de vida y la defienden, pese a que su estética no termina de ser asimilada ni aceptada por una buena parte de sus conciudadanos. Poco antes de contraer matrimonio, Luis Pérez ha vuelto a Pamplona y aprovechando el tiempo primaveral ha decidido darse una vuelta, eso sí, sin ropa, por las mismas calles de su barrio que el año pasado, por primera vez, le vieron pasearse tal y como vino al mundo. Para unos, es una provocación, una simple cuestión de mal gusto; para otros, por el contrario, se trata de una elección personal que debe ser respetada.
Es indudable que su presencia causa curiosidad en una ciudad tan especial como Pamplona, pero “menos que el año pasado. Creo que la gente ya me conoce y respeta mi decisión. Nadie me ha chillado”, explicó Pérez poco después de su paseo matutino de ayer.
No se trata de provocar, “lo que quiero es poner de manifiesto ante el Ayuntamiento que es un derecho que tengo y que cualquier legislación o norma que limite ese derecho es discriminatorio”.
Y es que desde que el año pasado Luis Pérez decidió pasearse de esta guisa, los responsables municipales se dieron cuenta de que no existía ningún reglamento que pudiera sancionar esta actitud exhibicionista. Fue identificado por los agentes de la Policía Municipal pero no hubo sanción. Eso sí, existe un proyecto legislador sobre las normas de civismo en el que está previsto incluir el desnudo entre los motivos sancionables en el municipio, ante lo que Luis Pérez anuncia su intención “de recurrir a los organismos judiciales pertinentes porque se trata de una limitación de los derechos individuales de la persona”.
Es consciente de que su presencia en la calle completamente desnudo puede disgustar a más de uno, pero considera que se trata de una mera cuestión cultural, “similar a lo que sufrieron los homosexuales hace unos años. Entonces, era impensable ver a dos hombres o mujeres besarse en plena calle. Hoy está socialmente aceptado”.
Más allá de la opinión personal de cada uno sobre el asunto, Luis Pérez ha tenido el valor de no esconder su opción de vida, más fácil de llevar a cabo en su lugar de residencia en Almería, donde existe una urbanización, un camping y un hotel para nudistas, que una zona tan profundamente tradicional como ésta. Pero eso no le arruga, al revés, está dispuesto a no cejar en su empeño de defender lo que considera es un derecho personal.

Otra forma de ver el Nudismo

Luis estuvo con nosotros en Almanat, esplicandonos su forma de vivir, sus enfrentamientos con la “autoridad”, por defender sus derechos (y los nuestros) y la posibilidad de organizar algun tipo de movilización para reindivicar el derecho al desnudo y a la libertad individual a practicarlo.
Tuvimos una amena charla, en la que cambiamos nuestros puntos de vista, no en todo coincidentes, pero que creo merecen todo el respeto de la comunidad naturista. Una reflexión serena y en profundidad, de lo que queremos y donde vamos se hace cada vez mas necesaria. sobre todo cuando las presiones sobre el nudismo se hacen más fuertes.

Esta es su ficha, origen del articulo: http://www.noticiasdenavarra.com/ediciones/2006/05/04/sociedad
/navarra/d04nav11.591335.php

LUIS Pérez, chantreano de 30 años, reside desde hace meses en una urbanización de Almería con una característica muy especial: es la mayor de Europa para personas que han decidido vivir al desnudo. Es su forma de vida y la defienden, pese a que su estética no termina de ser asimilada ni aceptada por una buena parte de sus conciudadanos. Poco antes de contraer matrimonio, Luis Pérez ha vuelto a Pamplona y aprovechando el tiempo primaveral ha decidido darse una vuelta, eso sí, sin ropa, por las mismas calles de su barrio que el año pasado, por primera vez, le vieron pasearse tal y como vino al mundo. Para unos, es una provocación, una simple cuestión de mal gusto; para otros, por el contrario, se trata de una elección personal que debe ser respetada.
Es indudable que su presencia causa curiosidad en una ciudad tan especial como Pamplona, pero “menos que el año pasado. Creo que la gente ya me conoce y respeta mi decisión. Nadie me ha chillado”, explicó Pérez poco después de su paseo matutino de ayer.
No se trata de provocar, “lo que quiero es poner de manifiesto ante el Ayuntamiento que es un derecho que tengo y que cualquier legislación o norma que limite ese derecho es discriminatorio”.
Y es que desde que el año pasado Luis Pérez decidió pasearse de esta guisa, los responsables municipales se dieron cuenta de que no existía ningún reglamento que pudiera sancionar esta actitud exhibicionista. Fue identificado por los agentes de la Policía Municipal pero no hubo sanción. Eso sí, existe un proyecto legislador sobre las normas de civismo en el que está previsto incluir el desnudo entre los motivos sancionables en el municipio, ante lo que Luis Pérez anuncia su intención “de recurrir a los organismos judiciales pertinentes porque se trata de una limitación de los derechos individuales de la persona”.
Es consciente de que su presencia en la calle completamente desnudo puede disgustar a más de uno, pero considera que se trata de una mera cuestión cultural, “similar a lo que sufrieron los homosexuales hace unos años. Entonces, era impensable ver a dos hombres o mujeres besarse en plena calle. Hoy está socialmente aceptado”.
Más allá de la opinión personal de cada uno sobre el asunto, Luis Pérez ha tenido el valor de no esconder su opción de vida, más fácil de llevar a cabo en su lugar de residencia en Almería, donde existe una urbanización, un camping y un hotel para nudistas, que una zona tan profundamente tradicional como ésta. Pero eso no le arruga, al revés, está dispuesto a no cejar en su empeño de defender lo que considera es un derecho personal.

A vuelta con los carteles

Debemos señalar las playas?

Es una discursión interesante, por un lado, la carteleria nos permite promocionar el nudismo, dando a los turistas, información util de zonas usadas habitualmente para la practica nudista, por otro lado esta carteleria da a los que estan en contra del nudismo, la excusa para que no nos salgamos de los limites!!.

Entonces que hacemos?.

Yo personalmente estoy a favor de la información, de las zonas donde habitualmente se practica, esto permitira a todos los que no conocen bien una región, practicar el nudismo con las garantias que ofrecen, las zonas habituales. Pero eso si, nos tendriamos que poner de acuerdo en que tipo de logo seria el adecuado, ademas de solo señalar el acceso a las playas, pero no los limites de esta, para evitar la sensación de fronteras infranqueables.

A vuelta con los carteles

Debemos señalar las playas?

Es una discursión interesante, por un lado, la carteleria nos permite promocionar el nudismo, dando a los turistas, información util de zonas usadas habitualmente para la practica nudista, por otro lado esta carteleria da a los que estan en contra del nudismo, la excusa para que no nos salgamos de los limites!!.

Entonces que hacemos?.

Yo personalmente estoy a favor de la información, de las zonas donde habitualmente se practica, esto permitira a todos los que no conocen bien una región, practicar el nudismo con las garantias que ofrecen, las zonas habituales. Pero eso si, nos tendriamos que poner de acuerdo en que tipo de logo seria el adecuado, ademas de solo señalar el acceso a las playas, pero no los limites de esta, para evitar la sensación de fronteras infranqueables.