urbanudistas cruzando la calle

Nudismo urbano

¿Derecho u Opción?

Detrás de la toga

participante en la ciclonudista

La práctica del nudismo es una forma de vida, según sus defensores, que promueve el contacto con la naturaleza de un modo recreativo, cultural y educacional bajo una vida comunitaria, libre y sin discriminaciones religiosas o sexuales de ningún tipo.

Mas participantes en la ciclonudista

El nudismo sirve de crítica a los cánones estéticos actuales, propugnando que todos los cuerpos poseen belleza. Se pretende que las personas se sientan más felices, en particular, con su propio cuerpo y no discriminadas por la forma de éste. La forma habitual es en zonas específicas y en el seno de una comunidad o grupo, tales como campings, poblaciones, piscinas o playas, entre otros posibles. Hoy día se potencia el turismo en centros específicos, desarrollando actividades y creando un grupo cada vez más fuerte y emergente.

urbanudistas comprando una publicación

¿Exhibicionismo o naturaleza?

Para algunos el nudismo no deja de ser una de forma de vida como cualquier otra. No obstante, en una sociedad dominada por los tabúes y lo religioso, el nudismo cuenta con muchos detractores. Bajo la etiqueta de la “moral” y lo “políticamente correcto” se tacha como inmoral el mostrar el cuerpo, algo que en los orígenes de nuestra sociedad (la antigua Grecia o Roma, por ejemplo) era señal de cultura, de salud, de orgullo, de divinidad.

Muchas ciudades españolas como Cádiz, Valladolid o Barcelona multan a aquellos ciudadanos que deseen ir mostrando parte de su anatomía por las calles. A mayores, se tiende a agrupar al colectivo nudista en lugares específicamente destinado para ellos, evitando su mezcla con el resto de los ciudadanos en una suerte de separación forzada.

¿Opción de vida o escándalo público?

En 1988 el delito de escándalo público desaparecía del Código Penal. Aquella redacción que provenía del régimen franquista se suprimió, sustituyendo la falta de moral pública por la provocación a los menores de edad.

De este modo, el nudismo urbano quedó desterrado del ámbito penal siempre y cuando no se efectuara una exposición lúbrica ante niños.

Fue una Sentencia de nuestro más alto tribunal la que estableció el principio de lo que hoy es la práctica nudista. Establecía que “sin desconocer la filosofía nudista así como su fundamento y aspiraciones, insiste en que la ejecución de sus prácticas debe efectuarse en lugares destinados al efecto o en parajes apartados y solitarios” añadiendo que “máxime si merece la repulsa, execración y reprobación de los involuntarios espectadores heridos en sus sentimientos de recato, morigeración y decencia“

Pese a esta corriente doctrinal, que tiene cada vez más recorrido en el siglo XXI, es cierto que cada vez son más las localidades, costeras y de interior, que reservan espacios, no sólo en playas o lugares próximos al mar. sino en instalaciones públicas para que el colectivo nudista pueda disfrutar del sol sin las limitaciones del traje de baño. Urbanizaciones como Vera, en Almería, campings como El Fonoll o el Portús, en Catalunya, son señales del auge de un colectivo, el nudista, que goza de más lugares de ocio y esparcimiento cultural, deportivo y social.

Manifestante griego en pelotas, pero peor le ha dejado europa

¿Que conclusión obtenemos de todo esto?

Desde 1978 con la entrada en vigor de la actual Carta Constitucional ya se podía deducir que el nudismo pasaba a ser una más de nuestras libertades.Así, existía todavía el delito de escándalo público, en el Código Penal, que penalizaba el nudismo. Esta situación llevó a que se establecieran zonas autorizadas, donde el nudismo podía practicarse libremente sin temor a ser sancionado. Este delito fue modificado en 1989 suprimiendo las consideraciones de índole moral, de forma que se ajustara a la Constitución.

De este modo, todas las autorizaciones (y prohibiciones) son contrarias a la Constitución y constituyen una discriminación. Es sorprendente que las autorizaciones que permitieron a los primeros nudistas disfrutar de espacios en los que no arriesgarse a chocar con la justicia, posteriormente son el principal argumento que se utiliza en contra del nudismo, ya que se pretende que como existen zonas o playas autorizadas en el resto de playas no está autorizado, luego está prohibido.

En este momento el nudismo es libre en cualquier espacio público y no requiere de ninguna autorización. Son espacios públicos las playas, ríos, lagos, campas, caminos, carreteras, calles, plazas, parques, etc. No son espacios públicos polideportivos municipales o locales comerciales abiertos al público (bares, tiendas, etc.). Estos son espacios privados que pueden tener sus normas internas. Siendo todas las playas espacios públicos, todas las playas son de libre uso.

Lo que es importante que tengamos claro es que según la legislación actual, el nudismo no puede ser limitado, ni sancionado y mucho menos prohibido.

Detrás de la toga

Detrás de la toga

El nudismo desde el punto de vista de un jurista

 
 

Un comentario

  1. juandescals dice:

    Y sin embargo en Barcelona lo tienen prohibido…

Responde a juandescals

person
email
web
mode_edit