Mathilde Grafström

La forma de trabajar de esta fotógrafa danesa es particular

Ella misma se encuentra desnuda durante las sesiones fotográficas con idea de encontrarse al mismo nivel de sus modelos. Sin embargo reconoce tener ciertos complejos y sufrir por su aspecto físico cuando se encuentra con su pareja.

 

Sus fotografías, en contraposición a las imágenes de cuerpos de los anuncios, muestran a mujeres reales con imperfecciones que no desaparecen como en el mundo de la moda y la publicidad. 

Tal y como explica en su página web, los seres humanos somos más bellos de lo que creemos y tenemos una gran carga de ideas negativas hacia nosotros mismos.

 Cuando nos deshacemos de esta carga negativa, brillamos y somos mucho más bellos de lo que creemos. Y eso es lo que intenta realizando estas fotografías.

Su trabajo es por tanto una forma de revindicar belleza sin filtros y un intento de terapia con sus modelos.

 

Una sana forma de luchar contra los complejos frente a dañinas opciones como la cirugía estética, que según la fotógrafa, se encuentra anunciada en gran cantidad de espacios públicos y puede ser perjudicial para gran cantidad de mujeres jóvenes al hacerles creer que una operación puede solucionar los problemas de autoestima.

 

¿Censura?

 

A finales de 2015 la policía danesa irrumpió en la exposición de esta fotógrafa danesa, situada en la plaza Nytorv de Copenhague, y se llevó todas las fotografías clausurándola.

¿La razón? Se mostraban mujeres danesas desnudas en parajes naturales de la región, algo que la policía calificó de indecente.

La fotógrafa no tardó en manifestarse en contra y en explicar las razones por las que ha realizado estos desnudos.

Mathilde Grafström considera triste y difícil de creer que se haya realizado esta clausura, teniendo en cuenta que la ciudad de Copenhage está inundada de carteles y publicidad donde aparecen mujeres desnudas.

 

Sin embargo, en julio de 2016 el propio ministro de Cultura Bertel Haarder re-inauguraba la exposición previamente clausurada por la policía. Recordó que hace apenas 10 años un comité educativo eliminó poemas de Thøger Larsen por que invitaba -hace un siglo- a los jóvenes a desnudarse en las playas en el efímero verano danés, censura recientemente eliminada de los libros de texto.

Mathilde Grafström

A pesar de la imagen que tenemos de los países nórdicos, allí también existe la nudofobia, sobre todo por parte de la policía

 
 

Un comentario

Dinos que te parece

person
email
web
mode_edit