Otto Müller

Fue uno de los pintores expresionistas alemanes más líricos. El tema central de sus obras es la unidad de los humanos y la naturaleza, mientras que sus pinturas se centran en una armoniosa simplificación de la forma, el color y los contornos. Se le conoce especialmente por sus típicas pinturas de desnudos y mujeres gitanas.

Auto retrato de Otto Müller
Adan y Eva
Nacido en 1874 en la pequeña localidad de Liebau, en las montañas de los Sudetes (actualmente en Polonia), el pintor alemán Otto Müller se formó como litógrafo en un taller de la ciudad de Gölitz, en Silesia. En 1894 fue a Dresde para estudiar en la Kunstakademie y en 1908 se trasladó a Berlín. Allí tomó parte en la creación durante 1910 de la Neue Sezession y conoció a algunos de los miembros del grupo expresionista Die Brücke (El Puente), del que pasó a formar parte. Durante 1911 viajó con Ernst Ludwig Kirchner y Erich Heckel a diversos lugares, como Bohemia y la isla de Fehrmarn en el mar Báltico. Junto a ellos expuso en dos importantes muestras del grupo: en la Galerie Arnold de Dresde en 1910 y en la galería de Fritz Gurlitt de Berlín en 1912. En 1919, tras ser licenciado en el ejército, se trasladó a Breslau, donde trabajó como profesor de la Kunstakademie hasta su muerte en 1930.

Müller intentaba buscar la armonía entre el ser humano y la naturaleza. El tono arcádico de sus obras se aleja de las inquietudes del resto de artistas de Die Brücke, mucho más ligados a lo cotidiano y a la percepción de la vida cosmopolita de comienzos del siglo XX. Tras viajar a Rumanía, Bulgaria y Hungría durante la década de 1920, realizó un gran número de pinturas en las que retrató a personas de etnia gitana.

Su obra, que casi nunca fechó y de la que destruyó una parte no determinada, destacó por su grafismo y la búsqueda de la calidad bidimensional del lienzo. El interés por conseguir un resultado mate en su pintura le llevó a experimentar con el temple, algo que influyó en el resto de los miembros del grupo.

Amantes

Müller carece de la fama de Macke y Franz, pero tiene tanto talento como el que más. Su obra nos transmite un poético tratamiento del tiempo, vemos en esos paisajes con jóvenes desnudas una detención de todo un espacio, es como si al ingresar en su obra el sonido de los árboles o el flujo del rio se detuvieran para admirar las figuras a su lado.

Mujeres de Java con niño

El tiempo de Müller, es el tiempo del psicoanálisis de Freud, la teoría de la relatividad de Einstein, la posible división del átomo. Es una era que obligó al hombre a pensar de una forma diferente, más abstracta, para ver una realidad escondida a los ojos humanos hasta entonces. Para ver esta esencia de las cosas, lo que no puede verse con ojos, los expresionistas utilizaban la deformación como único puente para llegar a la “Realidad Real”.

Este soldado alemán de la primera guerra mundial tuvo la “suerte” de morir antes de ver como los Nazis tiraran su obra dentro del saco de “arte degenerado”.

En 1937, trescientas cincuenta y siete obras de Müller fueron confiscadas de diferentes Museos alemanes, por los nazis. Al tener su tema central basado en desnudos y gitanas, no es difícil comprender la censura aria.

Bañistas en marrón
Sentada desnuda en los árboles

La época de Müller también es la del nacimiento del nudismo social y de la cultura del cuerpo libre, movimiento que influyó claramente en sus obras.

Otto Müller

Este pintor fue uno de los expresionistas más líricos, en su obra abundan los desnudos en comunión con la naturaleza

 
 

Dinos que te parece

person
email
web
mode_edit